Giradiscos Pro-Ject RPM 5

Pro-Ject RPM 5Por fin, una de giradiscos y vinilos (mi formato de música favorito). Para quienes aún no lo sepan, el vinilo hace ya tiempos que viene viviendo un segundo auge en el ámbito del *high-end*, y la casa austríaca Pro-Ject es reconocida desde hace varios años por ofrecer opciones de reproducción analógica que son de alta calidad, estética atractiva y precio verdaderamente accesible. El lanzamiento más reciente de Pro-Ject es el giradiscos o plato RPM 5, una mejora substancial de su modelo anterior, el RM-4.

RPM 5 ampliadoEntre las (muchas) mejoras que ofrece el RPM 5 se encuentran la incorporación de un brazo hecho a partir de fibra de carbono, el cual permite el ajuste perpendicular *(azimuth)* de la cápsula o aguja, así como el ajuste de altura del brazo, conocido como VTA o *Vertical Tracking Angle* en inglés. Los fanáticos del vinilo saben que la relación entre la altura de un brazo fonocaptor y el ajuste preciso de una cápsula puede marcar una diferencia sumamente importante en la reproducción y fidelidad del sonido, y el hacer de estos valores algo ajustable por el usuario es un beneficio bastante necesario.

El grueso plato giratorio está hecho a partir de fibra de vidrio fina y montado sobre un eje de acero con roles de Teflón, e incluye una estera de corcho, material muy apreciado entre algunos audiófilos por la “viveza” y claridad que suele imprimirle al sonido del vinilo. Además, el motor del giradiscos está montado independientemente del plinto, o base principal, lo cual ayuda a disminuir las vibraciones externas y las consecuentes distorsiones que producen.

El Pro-Ject RPM 5 se consigue en América con un precio promedio de 650 dólares (sin incluir cápsula fonocaptora). En Costa Rica, los giradiscos Pro-Ject son distribuidos por Audio Pro en San José.

¿Fue este artículo de tu interés?

Si te gustó lo que leíste, puedes agregarlo a:


Información